Juegos recomendados en Bingoteca

Tombola

viernes, 22 de diciembre de 2017

Historia del bingo

Posiblemente el bingo es uno de los primeros juegos populares y emocionantes de la historia por la gran acogida desde que fue creado a mediados del siglo XVI en Italia, aunque hay historiadores que datan su creación en la época Romana; según esta historia, en sus comienzos el juego consistía en introducir una serie de números, cada uno de los cuales era asignado a un pueblo diferente, y según los aciertos los caballeros y soldados recibían del pueblo al que correspondía el número que salía cobros en especias, oro y plata que eran usados para realizar edificaciones o para alimentar a las tropas.

Bingo antiguo

Así que básicamente era usado para recaudar dinero y riquezas en los poblados que con este sistema tenían mayor o menor suerte a la hora de aportar beneficios; esto cambiaría lógicamente con la llegada de las leyes de recaudación de impuestos, y pasó a estar enfocado en la diversión tanto de los ciudadanos como de los visitantes de los pueblos, y rápidamente se asoció a otros juegos como cartas, dados etc.

Una segunda historia de la creación del juego del bingo remonta su aparición al siglo XVI en Italia, donde el juego del bingo comenzó con unas normas muy similares a las utilizadas hoy en día, y de ahí pasó a Francia donde tuvo una gran acogida, y se establecieron las normas que hoy en día son similares en todo el mundo, para más tarde, alrededor del siglo XVIII extenderse por el resto de Europa.

Desde entonces, el juego del bingo además de ser usado para entretenimiento de masas y como un juego de los más entretenidos de los que hoy en día existen, donde además es posible con un poco de suerte hacerse con grandes sumas de dinero, ha ido utilizándose como medio de recaudación para fines benéficios, tanto en hospitales como en iglesia, siendo una de las maneras de recaudar fondos más efectivas y con mayor aceptación social de la historia.

En cuanto a su nombre, si nos basamos en sus orígenes Italianos, el primer nombre que recibió fue el gran juego de la Lotto de Italia; posteriórmente para marcar los números que iban saliendo los jugadores comenzaron a utilizar judías (beans en ingles) y si un jugador era el afortunado ganador, gritaba "beano"; más tarde, nada más llegar el juego del bingo a los Estados Unidos, uno de los primeros jugadores ante la gran tensión y la espera de que saliese su último numero que le faltaba para gritar "beano" como ganador, y tras salir ese número gritó "b b b bingo", y con esta equivocación se difundió el juego como el gran juego del bingo, nombre que perdura hasta nuestros días.

No hay comentarios: